domingo, marzo 17, 2013

Gerardo Naveas Galvez


Inhalan te olor  hace subir sobre las ruinas, esperando impulsar al vacío de sus ojos que condena a la vulgaridad de los pensamientos, volando a través de la serpiente que inunda su veneno sobre el caudal de lo coherente.


Pensante sabor da paso por la garganta del shaman, acida sensación que broto en la mente del puritano, sembrador de pasiones que brota de sus labios rellenos de éxtasis, que seducía el polvo de las fantasías.

Alucinógena burbuja que navegaba en las historias del pionero de la elegancia, bailaba sobre la luz de la luna, escondía su sonrisa atrás de una máscara escamosa dibujada por los viejos ancestros.

Inyectante sensación que me mecía las paradojas del saber, dando


oleajes de sus palabras transformadas en ilusiones, enroscaba en el vuelo de Ícaro. 

1 comentario: