viernes, febrero 22, 2013

Aida Esther Mora



El abrazo del día
Llega  con gusto a sol matutino,
se presenta con zapatos de rápidas sacudidas.
Mas, llega la nube,
el pero del día y sus contradicciones
y
ya no quiero abrazos,
ni soles
ni zapatos
sólo quiero esos besos que extravié
en ese sueño alucinante
que alguna vez se llamó
amor.

-- 

escritora, poeta
Directora de la Revista Literaria Artemisa
www.editorialokeldan.cl

2 comentarios:

  1. Gracias a los poetas de Rancagua por esta publicación,
    Namasté!, felicidades para todos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los poetas de Rancagua por esta publicación,
    Namasté!, felicidades para todos.

    ResponderEliminar